Imperial Cleaning

Hoy en Microteatro Madrid

El hijo a quien todo se consiente se hace indisciplinado.

Actualmente

Pasa tu número de celular a Tuenti

Los primeros se refieren a la caridad, tan recomendada por el Deuteronomio y los profetas No es raro que los malvados, utilizando medios injustos, prosperen en sus negocios. Ella sobrepasa mucho las concepciones formalistas de los sabios paganos" Renard En la segunda parte de la estrofa v.

La recta senda 4: Y para mantenerse firme en ella, un doble consejo: Evitar la senda de la iniquidad 4: Pues son vida en el sentido material de salud y bendiciones terrestres 14 ; el influjo de una vida recta en la salud corporal es manifiesta, como el de ciertos vicios en enfermedades repugnantes. Conferencias 24 y 25 de Huye de las Malas Mujeres 5: Lo segundo, con dos expresivas comparaciones: El autor presenta el castigo sin tratar de precisar su naturaleza.

Es el aviso de todos los autores de vida espiritual. Se trata siempre de los mismos: Pero ve si no te has convertido en tu propia gehena en esta vida. El sabio compara a la esposa con el agua de las cisternas y los raudales del pozo. El matrimonio tiene tres fines: Pero hay algo a lo que no puede sustraerse: La literatura antigua y el folklore popular la consideraron siempre como ejemplo de trabajo laborioso y providente.

No es modelo inferior de actividad diligente la abeja. Justa y congrua pena que quienes destruyeron la paz y amistad de los otros se vean a su vez quebrantados Los malos mueren sin haber recibido el castigo de sus acciones malas, y los buenos sin haber obtenido la recompensa de su virtud. Cosas odiosas a Dios 6: El que derrama sangre inocente.

Todo lo cual pone de manifiesto el respeto que Dios quiere sea tenido para con la vida del hombre. Huye de la mujer disoluta Actitud peligrosa Castigo del adulterio 6: El sentido del v. Acercarse con esa actitud a ella y no caer en las seducciones de la licenciosa es como pretender llevar fuego en el regazo sin que se quemen los vestidos o intentar andar sobre brasas sin ser quemado por ellas. Sin embargo, el v. Lo de la abeja falta en el TM.

Se encuentra en los LXX y en antiguas versiones. Cuando estimamos mucho una cosa, decimos que es la pupila de nuestros ojos. Sigue el retrato de la mujer licenciosa. Pero no hay peligro. Como en el v. De hecho, advierte, muchos se dejaron seducir por la concupiscencia. Consta de tres partes. Los versos siguientes son un desarrollo en forma negativa de la idea del verso precedente.

El verbo hebreo hil significa volverse, retorcerse por la vehemencia del dolor como la parturienta 26 , concebir, dar a luz Ella es, pues, un ser viviente, salido de Dios antes que el mundo y de otra manera" RB 43 ; C. Kraft, Poetic Structure and Meaning in Prov 8: Gelin, Le chant de Venfante Prov 8: VT 4 ; W.

Rowley ; J. VD 35 ; id. VT 8 ; H. Gazelles, L'enfantement de la Sagesse en Prov 8: Roma al verbo "hil," p. VD 27 ; R. Scott, Wisdom in Creation: The 'Amon of Prov 8: El texto hebreo lee 'amor? Ego sapientia quasi filia Dei alebar divinis eius opibus et operibus, earum pluchra compositione specie et artificio me pascens et oblectans A Lapide. Construida la casa, prepara el banquete: Ninguna de las dos cosas puede faltar en un banquete. Los Padres han hecho muchas acomodaciones de sus diversos elementos.

Basados en ellas, podemos proponer las siguientes: Actitud del petulante y del sabio frente a los consejos 9: El sabio, por el contrario, recibe los consejos y advertencias que se le hagan, y esa actitud, que mata el orgullo y el amor propio, acrecienta su virtud.

Sabio y justo se equivalen: El banquete de la necedad 9: La necedad procura encubrirlo bajo una apariencia de bien o de justicia, cuando no ciega la inteligencia ante las fatales consecuencias de placeres prohibidos, y el incauto con facilidad se asocia a su banquete. Se conforma con invitar a los que pasan. Por eso, una palabra basta muchas veces para inducir al mal. De momento, los frutos que la necedad ofrece son dulces y agradables.

Su banquete no es suntuoso, pero tiene el misterioso atractivo del fruto vedado. Los LXX y la Vulgala h. La finalidad de esta parte viene a coincidir con la de la primera y se complementan.

Diversos efectos de la justicia y la impiedad La sentencia del v. El lenguaje del v. Los versos siguientes, en que se recomienda la diligencia en el trabajo, contienen un antiguo axioma popular que se encuentra en todas las literaturas. Diversa suerte espera a la memoria del justo y a la del injusto. La seguridad que en el v. Riquezas y Pobreza Contrapone el sabio primero los efectos de las palabras del justo y las que salen de la boca del malvado.

San Pedro cita este verso y lo aplica, rebasando su sentido, a los pecados propios Solamente el castigo es capaz de hacerlo obrar cuerdamente Se intercalan dos sentencias respecto de las riquezas. Dice el sabio que el rico tiene en ellas su fortaleza. Ellas le proporcionan un cierto bienestar, le permiten hacer frente a las adversidades de la vida y le.

La indigencia, por el contrario, frecuentemente desalienta al pobre, que no tiene tal vez lo necesario para su sustento; que se encuentra muchas veces solo frente a las adversidades de la vida, a que no puede siempre hacer frente; que se ve con frecuencia expuesto a injurias, desprecios y vejaciones. En seguida el autor constata los beneficios y los perjuicios que ellas reportan al sabio y al necio respectivamente.

El sabio se fija en el v. Por ello, el salmista oraba: La dicha del virtuoso La costumbre llega a facilitar las cosas de un modo sorprendente.

El 6b, que traduce el TM, no se adapta a este lugar. Es posible que se perdiera el original y se le supliera con este estico, que puede estar tomado de i ib, donde cuadra muy bien con na.

Otros refieren 22b a Dios e interpretan: La justicia salva, la impiedad lleva a la ruina Son muy distintos, constata el sabio, los efectos de la soberbia y los de la humildad. De la misma manera, los hombres detestan y aborrecen al orgulloso, mientras que sienten algo especial por el alma sencilla y humilde. La soberbia deshonra, la humildad granjea honor y estima.

Pero no precisa la naturaleza de esa diferencia. Los perezosos carecen de bienes, pero los laboriosos adquieren riquezas. El prudente, en cambio, sabe ver y callar; prefiere tener que arrepentirse del silencio a tener que hacerlo de las palabras. Los primeros versos ponen de relieve los diversos efectos de la liberalidad y de la codicia.

Alaba, en cambio, a quien liberalmente vende sus productos alimenticios y contribuye con ello a que nadie carezca de lo necesario. Otra vez la vanidad de las riquezas. A Lapide menciona hasta 12 interpretaciones. Significa, como en asirio, "en verdad" o "tarde o temprano Renard, Dyson, Hamp.

Los sabios la recomiendan con mucha frecuencia. El justo es humanitario incluso con los animales, que, si no tienen inteligencia, sienten, no obstante, y padecen. Buen y mal uso de la lengua De vez en cuando nos encontramos en los Proverbios con sentencias que traen a nuestra mente los sentimientos de caridad del Nuevo Testamento. Frutos de la justicia y de la impiedad La primera sentencia, que constata los frutos y consecuencias de la diligencia y la ociosidad en el trabajo, se repite muchas veces en el libro La misma idea con distintas expresiones se repite en El texto del v.

Dahood, Inmortality in Prov Bib 41 Lo que en En cuanto a los efectos de la rectitud y de la maldad, el sabio ha repetido que la vida virtuosa obtiene una vida larga y feliz, mientras que la impiedad acorta la vida 2. Dios, verdad absoluta, detesta toda palabra mentirosa y hace sentir odio hacia ella al justo. La justicia conduce al hombre por el camino del bien y lo aparta de todo mal. Riqueza y pobreza Los dos casos se dan en la vida: Lo segundo es una necedad, pues acumula tal vez con sudores lo que otros van a malgastar alegremente.

Las riquezas, cuando realmente se poseen, tienen varias ventajas 4 ; una de ellas es la de poder rescatar la vida. Todo ello brilla en la casa del justo, haciendo su vida feliz. Y su ejemplo puede ser luz que ilumine en torno suyo. Las riquezas engendran con frecuencia orgullo y soberbia. El amor propio siempre quiere triunfar, y, por lo mismo, cuando se enfrenta con otro amor propio, suscita en seguida la contienda.

Cuando el dinero se adquiere de prisa, con facilidad, sin esfuerzo, suele disiparse con la misma rapidez y facilidad. La doctrina del sabio. Advierte el sabio los diversos efectos de la docilidad y la indisciplina frente a los mandatos de la ley en general — prescripciones de la ley y advertencias de los sabios —.

El que a su debido tiempo comunica su misiva puede hacer un bien incalculable. No sabe vivir otro estilo de vida. El premio de los justos La segunda viene a confirmarlo: La variedad de versiones e interpretaciones 18 demuestra la oscuridad del v.

Dyson, modificando ligeramente el texto hebreo, traduce: Renard interpreta que la Providencia provee siempre con abundancia a las necesidades del hombre, y que es la injusticia humana quien provoca la miseria. Los que aman la verdad, por el contrario, aborrecen instintivamente la mentira y por nada del mundo se dejan vencer por ella. Pero las apariencias le son muchas veces opuestas.

Quien lo hace peca contra la ley de Dios, que manda numerosas veces en el A. Las expresiones salva vidas, es un asesino, del v. Las sentencias de los versos son ya conocidas. El pobre ha sido creado por Dios, quien ha querido que haya en la tierra ricos y pobres. El pensamiento es frecuente en los profetas, que ligan la prosperidad nacional al cumplimiento de la ley divina. El TM es dudoso en el v.

La buena y la mala lengua El sabio afirma la omnipresencia de Dios, que ve y observa las acciones de los buenos y de los malos, y no en una actitud de indiferencia, sino en orden al premio y castigo correspondiente, como afirman numerosas veces los libros sagrados 4.

El necio, en cambio, se complace en su necedad, por lo que no siente inquietud alguna por salir de ella. Concluye con el estribillo constante del libro de que la virtud conduce a la vida, y el pecado a la muerte. Los libros sagrados repiten que Dios castiga a los soberbios y da su gracia a los humildes. Esta, comenta A Lapide, es para el alma un bien sumo, pues la ilumina, limpia, adorna y perfecciona con toda virtud La providencia de Dios Comienza el sabio estas sentencias en torno a la providencia de Dios aplicando a la lengua el conocido aforismo de nuestro refranero: En este texto se apoyaban los pelagianos para probar que el hombre puede con sus fuerzas naturales prepararse a recibir la gracia.

Pero en el texto se prescinde del orden de la gracia. Al hombre, ignorante y lleno de prejuicios, le parecen buenas las acciones suyas, sin darse cuenta de que provienen de un principio que las vicia, como el amor propio, los respetos humanos.

El las dirige a todas hacia sus fines respectivos. Dios aborrece todo pecado, pero detesta de un modo especial la soberbia. Una de las cosas sobre las que han de vigilar los reyes es la justicia en las relaciones sociales, por lo que han de procurar la exactitud en las pesas y medidas, a fin de que no se cometan injusticias con ellas. Tal injusticia es abominable a los ojos de Dios Los mercaderes, en sus viajes, llevaban sus pesas en una bolsa' La justicia es lo que afianza los tronos y asegura la paz y prosperidad de los pueblos.

La paz es obra de la justicia. El sabio hace una preciosa advertencia a los soberanos. La experiencia confirma que unas mismas cosas dichas con elocuencia, con convencimiento, o proferidas desmadejadamente, sin sentirlas, tienen una eficacia persuasiva muy distinta El don de la palabra Entonces sus palabras son gozo para el alma y medicina para el cuerpo.

El autor insiste en la advertencia de que no debemos fiarnos demasiado de nuestro propio juicio, sino que debemos buscar el consejo de los sabios. El "alma" del que trabaja, dice el texto hebreo del v. Por lo mismo, excita contiendas 24 y aparta a los amigos ai descubrir faltas y defectos, cuyo conocimiento comienza por distanciarlos y termina por separarlos El v ha de ser interpretado a la luz de los lugares en que el sabio promete como premio a la justicia una vida larga y feliz, y a la impiedad, la ruina y una muerte prematura.

Bella sentencia la del v. Pero la suerte no existe. II — 28 Lev Cada cual se complace con la conducta y sentimientos de sus semejantes. Para comprender del todo la sentencia del v. Sigue una advertencia importante. El influjo del oro es fascinador, "hasta el punto de cegar los ojos de los sabios y corromper las palabras de los justos. Al sensato, un ligero reproche le basta para hacerle cambiar su conducta equivocada; ama la verdad, y quiere a toda costa conducir su vida conforme a ella.

Supone una ingratitud, digna de castigo, la conducta del que devuelve mal por bien. El sabio formula de un modo negativo el principio de la caridad. El juez es vicario de Dios, y debe administrar en su nombre la justicia, dando a cada uno lo suyo. Los beneficios de la amistad es otra cosa que exaltan con frecuencia los sabios Es entonces cuando se prueba la verdadera amistad y cuando el amigo fiel resulta un verdadero hermano para el desventurado.

El sabio recuerda la advertencia sobre las fianzas hecha en 6: El hijo necio, se trate de la idiotez mental o de la indisciplina, ocasiona a sus padres ratos de profunda pena y tristeza y a veces serios disgustos Los sentimientos del alma influyen en las disposiciones del cuerpo. Sigue un ya repetido pensamiento respecto del necio: Las comparaciones del v.

El negligente en su trabajo es equiparado al derrochador, que gasta con una mano lo que con la otra gana. A los dos espera un mismo fin: En El encuentra el justo su refugio y seguridad contra todos los enemigos. No obra de esta manera el rico, a quien sus riquezas parecen una cindadela, una alta muralla capaz de hacer frente a todas las eventualidades. Ahikar da un consejo semejante: La mujer virtuosa La idea del sabio parece ser: El comentario al v.

Dyson corrige el texto hebreo y lee: Invocar el nombre de Dios era invocar a Dios mismo. Tal vez sea una variante del v. Otros traducen con los LXX: Un hermano ayudado por su hermano es como una ciudad fuerte puesta en alto; es como un palacio bien fortificado. En la segunda parte del v. Para obrar bien son precisas dos cosas: Prudencia y necedad Hay dos contrastes que desdicen del habitual orden de cosas: En Proverbios predomina una mira humana e interesada: Tal vez por esto se repite la advertencia 8.

Dos cosas pueden hacer feliz al ser humano o serle motivo de continuas molestias y disgustos: El hijo que es necio deshonra con su conducta el nombre paterno, lo que proporciona al padre profundo pesar.

Concluye recordando los frutos del temor de Dios: Hay una conducta que el sabio proclama infame y deshonrosa: Constata en el siguiente el gusto y avidez con que algunos hacen el mal: Otros traducen la segunda parte: La ira del rey. No se enfurezca contra ti, y queme tus manos.

Para obtener los frutos de la tierra es preciso cultivarla con esmero. La forma interrogativa en que se propone no deja lugar a duda alguna respecto de la mente del sabio: Esta doctrina se encuentra en toda la Sagrada Escritura 9.

En la Sagrada Escritura se repite con frecuencia la advertencia Amen-en-ope insiste en semejantes recomendaciones Buenas y malas adquisiciones. Diversas sentencias morales Las riquezas que fueron adquiridas de prisa no suelen tener buen fin.

El sabio exhorta a no devolver mal por mal. Es frecuente que en un momento de fervor, ante un beneficio recibido o con el fin de evitar un mal, se emite imprudentemente un voto. Rey y gobierno Es propio del hombre la clemencia; de las bestias, la ferocidad. Por la justicia soy grato a los buenos; a los malos, por la clemencia. Pues nada doblega a los enemigos tanto como el nombre de la bondad y mansedumbre. Providencia de Dios Tres cosas tilda el sabio de pecado: Son caminos tortuosos, como dice el sabio, que naturalmente no pueden tener buen fin.

El primero expresa lo intolerable que resulta convivir con mujer quisquillosa. Caridad y justicia Los autores sapienciales recomiendan muchas veces las obras de misericordia. Estos suelen ser costosos. El vino y los placeres ejercen un atractivo tal, que se termina por vender la hacienda para calmar la avidez que por ellos se siente.

En la casa del justo hay un gran tesoro, dice el sabio: Poder de Dios Con el ejemplo tomado de la guerra se pone de manifiesto la superioridad de la inteligencia sobre la fuerza bruta. De solos deseos no se vive Los LXX y la Vg lampara. Pudiera ser una variante o glosa de 25a. Con frecuencia los sabios valoran las cualidades intelectuales y morales sobre las cosas materiales.

Unos y otros provienen igualmente de Dios y tienen sus derechos y obligaciones. Sooo, why don't you kill meeeeee? SOL recuerda los momentos que pasaron juntas. EVA se pregunta si esos recuerdos son reales.

Roberto y Paula tienen que trabajar solos y en una oficina triste y sin ventanas. A algunas personas les pasa lo mismo. Un hotel en una ciudad de provincias.

Un hombre se encuentra con su amante: Una pieza sobre la moralidad, el poder y el destino. Nunca le ha pasado nada por ello. Historia de un casting para el remake de 12 hombres sin piedad.

Un hombre y una mujer, cada uno sentado a un lado de la mesa desnuda. Un matrimonio en paro, desahuciado y con dos hijas, muy desesperados y muy amateurs en el mundo de la criminalidad, deciden secuestrar al hijo de un pez gordo. Un reputado psicoanalista ayuda a que su esposa supere una reciente experiencia recurriendo a la hipnosis regresiva. La alarma social provocada por un peligroso asesino obliga al gobierno a enviar a una funcionaria para informar e instruir a los responsables de cada distrito.

En una calle poco transitada se esconde el Swingers, un club de intercambio de parejas. Mil monedas de oro en juego. Ella necesita de la ayuda de un duende jardinero para despertarlas. En un futuro muy muy lejano 69 busca cibersexo y 10 busca ciber. Lo que ha unido un chat, que no lo separe el hombre. El peor momento para sincerarse Las noches en soledad son muy largas y tienen mucho tiempo para pensar.

Salir a comprar unos pantalones. Salir a comprar el pan…Bimbo y tostado…. Como suele ser habitual, surgen las dudas Una mujer en aprietos acude al que fuera su carnicero de confianza para pedirle algo poco corriente.

Me regalo en pedacitos de ti que hay en mi, ser comunes, contrarios, pero comunes. Una historia de amor contada con dos paquetes de tabaco.

Ana y Juan se encuentran en una discoteca. Surge una historia de amor. Una chica guapa busca un amor inmortal para un universo donde todo sea como no es ahora.

El chef Francais le manda una tarea. Y es demasiado tarde para cancelar. La historia de amor de la que todo el mundo habla. Lisandro y Casiopeo lo tienen todo preparado para realizar su primer contacto ovni. El buscador de cuentos profesional ha perdido su historia favorita y no puede dormir. Diversas personas nos cuentan. Alina sufre una rara enfermedad. Al parecer no se conocen pero a medida que van conversando….

Pero a quien tienen que convencer es a Julia, para salir juntos del bar de citas. Ella ha tenido una aventura. Todo el mundo o sabe. Lo que hace igual todos los finos de semana. Dos actrices hacen ejercicio y hablan de sus cosas.

Sin embargo, hay un momento en la vida en el que hay personas que no puedes ver ni en pintura. Julieta quiere a Julieta.

Próximamente

Share this:

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.